¿Cómo plantearnos objetivos alineados a nuestra vida?

Siempre cuento que Diseño Humano fue la herramienta que elegí, o me eligió, para integrar en el negocio este lado más humano que muchas veces se nos olvida.

Como todo principio de año, solemos plantearnos nuevos objetivos y desafíos y hoy quiero traerte una perspectiva más humana, sin tanto KPI. 

Dicho esto, no estoy diciendo que las métricas no tienen que estar, amo los numeros y los datos que nos traen. Lo que digo es que un número queda muy descontextualizado a la hora de evaluar o medir los resultados de un objetivo.

Mi planificación anual, la arranco desde una perspectiva personal. Evaluando aquello que funcionó y lo que no. También lo que me quiero llevar para el próximo ciclo y lo que elijo dejar. Después sigo por los negocios (tengo 2) y voy entrelazando ese “como me quiero sentir” con “lo que quiero lograr”. 

Hoy te quiero traer un par de puntos que podes tener en cuenta a la hora de sentarte a escribir y proponerte tus nuevos desafíos para tu negocio. Esto es muy personal y surge de este mix entre diferentes sistemas: Diseño Humano, Gestión de proyectos y Metodologías ágiles.

1. Conoce el Diseño Humano en tu Negocio:

Antes de proponerte nuevos objetivos, es fundamental comprender cómo el Diseño Humano puede influir en tu negocio. Desde los perfiles de tu equipo hasta la cultura organizacional, el Diseño Humano ofrece una visión única que puede transformar la forma en que estableces tus metas empresariales. Este es uno de los puntos claves que vemos en el acompañamiento 1:1 “Como alinear tu negocio a tu vida a través de tu Diseño Humano”.

2. Reflexiona sobre tus Valores Fundamentales:

El primer paso para establecer objetivos más humanos y conscientes es reflexionar sobre tus valores fundamentales como líder y dueña de negocio. ¿Qué es lo más importante para vos en la vida? ¿Y que tendría que suceder en tu negocio para que tenga coherencia? Utiliza esta reflexión como base para definir tus próximos objetivos.

3. Alinea tus Objetivos con tu Propósito:

En lugar de perseguir metas vacías de significado, busca alinear tus objetivos con tu propósito empresarial más profundo. ¿Cómo puedes contribuir de manera significativa al mundo a través de tu negocio? Establecer metas que reflejen tu propósito te ayudará a mantener la motivación y el enfoque a largo plazo.

El Centro G nos habla de nuestro propósito y nos puede dar un datazo sobre cómo estamos planteando nuestras metas. 

4. Considera las Necesidades de tu Equipo:

Tener un equipo de trabajo donde tengas en cuenta sus necesidades, conozcas su tipo áurico y sus perfiles puede ayudarte mucho a establecer objetivos alineados a cada uno y desde un mejor enfoque. Evalúa cómo se siente cada uno con su trabajo y con las tareas a realizar, para poder realizar los ajustes necesarios. Esto no solo fomentará un ambiente de trabajo más positivo, sino que también mejorará la productividad y el compromiso.

5. Prioriza el Bienestar de tus Empleados:

Un objetivo empresarial verdaderamente humano y consciente debe incluir el bienestar de tus empleados como una prioridad central. ¿Cómo puedes crear un ambiente de trabajo que promueva la salud mental, el equilibrio entre trabajo y vida personal, y el desarrollo profesional? Establecer metas que fomenten el bienestar de tus empleados beneficiará a todos en tu negocio.

6. Adopta una Mentalidad de Crecimiento Sostenible:

En lugar de buscar un crecimiento desenfrenado a cualquier costo, considera adoptar una mentalidad de crecimiento sostenible. Esto implica establecer objetivos que no sólo impulsen el “éxito” a corto plazo, sino que también construyan una base sólida para un crecimiento saludable y sostenible en el futuro.

7. Sé Flexible y Adaptativo:

El mundo está en constante cambio, y puede que tus objetivos también. Sé flexible y adaptativa en tus enfoques y metas empresariales. Aprende a pivotar cuando sea necesario y a ajustar tus objetivos según las circunstancias cambiantes.

8. Celebra los Logros y Aprende de los Desafíos:

No te olvides nunca de celebrar tus logros y aprender de los desafíos. Reconoce el progreso que has hecho hacia tus objetivos humanos y conscientes, celebra haberte conocido mejor y toma los aprendizajes como oportunidades de crecimiento.

Ahora sí, hemos llegado al final de este artículo pero esto es solo una parte de cómo plantear tus objetivos integrando tu vida con tu negocio. Recorda que lo más importante es tu plan de acción y que tu primer boceto de tus objetivos no quede en un cajón.

Estefi Crasso
Estefi Crasso

-Project Manager Digital -

Gracias por estar acá! Podes dejarme tu comentario aquí abajo o compartir este articulo a quién le pueda servir

Compartí a alguién que le sirva

Facebook
Email
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encontrame en las redes

Recursos, noticias y más.
Mucho más.

¿Querés saber más sobre organización, comunicación y negocios?

Suscribite a mi lista, no soy molesta con los mails! Pues ante todo, yo usuaria y humana :)

Artículos recién salidos del horno

Seguí leyendo
Equilibrio entre vida personal o profesional, ¿existe?

Me gusta desafiar a los gurúes de la vida, de la espiritualidad y la coherencia que el equilibrio perfecto solo nos da ansiedad y sentimiento de culpa.

Para mí, esto del «equilibrio» se trata de tener identificadas todas nuestras áreas de nuestras vidas, darnos cuenta que no sólo somos “trabajo” y que nuestras creencias, acciones y pensamientos afectan directamente a todo aquello que queramos crear y sostener.

¿De qué hablamos cuando hablamos de negocios alineados?

En su esencia, se trata de crear un negocio que esté en sintonía con tus valores personales, tu propósito de vida y tus objetivos empresariales. Es la integración de todos estos aspectos que te permite crecer y ser tanto a nivel personal como profesional. ¿Profundizamos un poco en estos conceptos?

Querida proyectora: esto te servirá para todos tus días

Para poder vivir la vida que queremos, tiene que existir una coherencia entre lo que pensamos, decimos y hacemos. Por eso, te traigo este artículo, para explorar juntas cómo podes adaptar tu rutina para aprovechar al máximo tus dones naturales como Proyectora.