Confesiones del proceso de Decondicionamiento

Si te estás preguntando y replanteando tus elecciones, a que le estás dedicando el tiempo y que te hace sentir viva, bienvenida a este doloroso y hermoso proceso. Donde todo cabe. Emociones, sentimientos, preguntas sin respuestas y el encuentro.

“Abrazar nuestro ser” y volver a encontrar el camino a “casa” suele ser de los desafíos más complejos. 

Ni romantizar el proceso ni quejarnos constantemente por el sufrimiento en sí mismo tiene sentido, por eso hoy contarte algunas cosas que tengo en cuenta a la hora de transitar los míos. Y como tan project manager que duele, podría organizarlo como un proceso:

Lo primero es centrarme en observar sinceramente si eso que me estoy replanteando es realmente mío o de otra persona.

Si la respuesta es NO, suelto ese pensamiento hablando internamente que esa preocupación no es mía. Detectando que parte me influye a mi y trabajando con eso. 

Si la respuesta es sí, me arremango amiga, saco mi “caja de herramientas” y pongo mucha conciencia en no caer en un “bucle de pensamiento”. Me muevo, canto, bailo, camino y a veces también escribo. Saco “para afuera” energía estancada que se siente como una tremenda amargura y presto mucha atención a las palabras que van saliendo. Tengo espacios seguros para mí, como terapia, charlitas con personas específicas y no “googleo” mis preguntas. 

En el trabajo no suelo estar tan enfocada, digámoslo todo. Por eso, reviso mi calendario y prioridades ajustandolo y entendiendo que probablemente cada proceso me lleve un poco más de tiempo que el habitual. 

Compasión, amorosidad y suavidad son 3 palabras que pongo en práctica. Negocio con mi autoexigencia que no termina de entender el verdadero poder de “aburrirnos”, de cuidar nuestra energía y el dejar de “hacer” cuando ya es suficiente. Y ahí estamos, en plena charla.

Acá tengo que serte muy honesta, internamente uno sabe que es lo que sucede y molesta o no se siente cómodo, el punto está en ser transparente con una misma. A veces no he tenido ganas de pilotear ciertas cosas y entendí que está bien.  

El punto es entender que nuestros condicionamientos son los que van enterrando nuestro verdadero deseo. Patrones de pensamiento, comportamiento y creencias que hemos adquirido a lo largo de nuestra vida, generalmente de manera inconsciente. Identificar estos condicionamientos es el primer paso para deshacernos de ellos.

Creeme, si hay algo para aprender, la vida te pondrá todas las veces necesarias en ese lugar para que lo veas. 

Suele ser como un periodo que se siente muy parecido al invierno. 

Y como toda estacionalidad, sé que después viene la primavera. 

Trabajar los condicionamientos es un proceso continuo que requiere tiempo, paciencia y autocompasión. Al integrar Diseño Humano en este proceso, podemos encontrar la claridad, la autenticidad y la libertad que necesitamos para vivir una vida desde nuestro diseño.

Somos humanos únicos. Descubrir aquello que nos hace únicos nos hará contribuir al colectivo desde nuestro rol. ¡Subamosle el volumen a nuestra voz!

¿Preferís escucharlo en audio? Hace click en el episodio del podcast.

Picture of Estefi Crasso
Estefi Crasso

-Project Manager Digital -

Gracias por estar acá! Podes dejarme tu comentario aquí abajo o compartir este articulo a quién le pueda servir

Compartí a alguién que le sirva

Facebook
Email
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encontrame en las redes

Recursos, noticias y más.
Mucho más.

¿Querés saber más sobre organización, comunicación y negocios?

Suscribite a mi lista, no soy molesta con los mails! Pues ante todo, yo usuaria y humana :)

Artículos recién salidos del horno

Seguí leyendo
Esperar tiene mala prensa

Estoy buscando en un banco de imágenes “esperar” y me aparecen fotos de mujeres embarazadas, perros con cara triste o personas tiradas en una mesa con cara de amargura. Ni una cara de alegría, salvo las mujeres gestando. Vuelvo a confirmar que en nuestra sociedad obsesionada con la rapidez y la inmediatez, el beneficio de esperar ha sido relegado a un segundo plano generando sentimientos de “estar inactivo” o “dejando que la vida pase”.

No sos tu negocio

Suele ser fácil perder de vista una verdad fundamental: no sos tu negocio. En este artículo, charlaremos la importancia de separar tu identidad personal de tu emprendimiento, empresa, trabajo. Como siempre, integrándonos.

Confesiones del proceso de Decondicionamiento

Si te estás preguntando y replanteando tus elecciones, a que le estás dedicando el tiempo y que te hace sentir viva, bienvenida a este doloroso y hermoso proceso.
Donde todo cabe. Emociones, sentimientos, preguntas sin respuestas y el encuentro.

Equilibrio entre vida personal o profesional, ¿existe?

Me gusta desafiar a los gurúes de la vida, de la espiritualidad y la coherencia que el equilibrio perfecto solo nos da ansiedad y sentimiento de culpa.

Para mí, esto del «equilibrio» se trata de tener identificadas todas nuestras áreas de nuestras vidas, darnos cuenta que no sólo somos “trabajo” y que nuestras creencias, acciones y pensamientos afectan directamente a todo aquello que queramos crear y sostener.