No vas a cumplir con tu planificación

Es muy común que como dueñas de negocios tengamos la cabeza en constante “ebullición de ideas”. Sin embargo, el desafío surge cuando te encontras con la realidad de que el tiempo no alcanza y el año tiene 12 meses (no 48).