Como convivir con el síndrome del impostor cuando sos dueña de tu negocio

El síndrome del impostor es como inflación en Argentina o como sol, siempre está. No se quita y no se “cura”, de hecho, el síndrome del impostor tiene la finalidad de protegernos y mantenernos en nuestra zona de confort porque el hacer cosas nuevas es romper con lo conocido y en nuestra mente aparece este “miedo” o peligro de supervivencia.

¿Qué te enciende? 

Necesitamos imperiosamente ser más felices. Y no desde un feed bonito, sino desde la honestidad hacia uno mismo. Enfocando en lo que sí podemos y no en lo que nos falta.

Tarea operativa mata estrategia

👉🏻 ¿Sabías que más del 90% de emprendedoras, dueñas de negocios o empresarias se nos olvida porque estamos haciendo lo que hacemos? ⁣