Si nos autoconocemos, evolucionamos todos

Cultivando una Mentalidad de Abundancia en tu Negocio y Vida Personal ¿Alguna vez te has detenido a pensar en el impacto que tu mentalidad tiene en tu negocio y en tu vida personal? Si la respuesta es no, esta es una buena oportunidad para hacerlo.

Una mentalidad de escasez puede limitar tu potencial y restringir tus oportunidades de crecimiento. Pero, ¿qué pasaría si te dijera que cultivar una mentalidad de abundancia podría transformar completamente tu manera de ver el mundo y alcanzar tus metas y sueños?

¿Qué significa para vos tener una mentalidad de abundancia? 

Una mentalidad de abundancia parte de la creencia de que hay suficiente éxito, oportunidades y recursos para todos. En lugar de centrarse en lo que falta o en lo que no se tiene, una mentalidad de abundancia se enfoca en lo que sí se tiene y en las oportunidades que están disponibles.

El Diseño Humano nos enseña que cada una de nosotras tiene un diseño único y específico. Al entender nuestro diseño, podemos identificar los patrones de pensamiento y comportamiento que nos impiden adoptar una mentalidad de abundancia.

Y si todavía no practicaste el hábito de la gratitud, podría ser un gran inicio. Muchas veces nos pasa que ya somos abundantes es un montón de aspectos y perspectivas y “no nos damos cuenta” porque nos parece algo ordinario de todos los días.

Agradecer el cuerpo que tenemos que nos permite mover, ver, tocar hasta poder crear el negocio que queremos, son grandes privilegios que tenemos en esta vida y es importante reconocerlo. 

Otra “técnica poderosa” para cultivar una mentalidad de abundancia es visualizar el éxito. Tomate un tiempo para imaginar lo que querés como si ya fueran una realidad.

¿Cómo te imaginas tu vida y tu negocio si todo saliera como esperas?

¿Qué pasaría si todo sale como queres?

Una mentalidad de abundancia no se trata solo de pensar positivamente o manifestar, sino también de tomar acción. Construir paso a paso aquello que queremos y derribar otros tantos muros de creencias que tenemos. Vas a tener miedo, vas a arrepentirte y vas a creer que te equivocaste, pero créeme que valdrá la pena. 

Preguntate un poco para vos y otro poco, me encantaría leer en comentarios ¿Qué acciones puedo hacer a partir de hoy con lo que tengo para acercarte más a lo que quiero para mi negocio?

Transformar las excusas y la queja por pensamientos de abundancia puede transformar tu negocio y tu vida personal. ¡Ojo! Esto no significa que en tu vida no pasen cosas que no te gusten tanto. Sino que vas a tener más habilidades en tu “caja de herramientas” para afrontarlas y gestionarlas. 

¿Preferís escucharlo en audio? Hace click en el episodio del podcast.

Picture of Estefi Crasso
Estefi Crasso

-Project Manager Digital -

Gracias por estar acá! Podes dejarme tu comentario aquí abajo o compartir este articulo a quién le pueda servir

Compartí a alguién que le sirva

Facebook
Email
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encontrame en las redes

Recursos, noticias y más.
Mucho más.

¿Querés saber más sobre organización, comunicación y negocios?

Suscribite a mi lista, no soy molesta con los mails! Pues ante todo, yo usuaria y humana :)

Artículos recién salidos del horno

Seguí leyendo
La invitación que no fue

Spoiler Alert: Este artículo está basado en hechos reales donde se cambiarán los nombres pero que te servirá sobretodo, si conoces tu estrategia en tu Diseño Humano y aparece la espera como primera palabra.

Si nos autoconocemos, evolucionamos todos

Cultivando una Mentalidad de Abundancia en tu Negocio y Vida Personal

¿Alguna vez te has detenido a pensar en el impacto que tu mentalidad tiene en tu negocio y en tu vida personal? Si la respuesta es no, esta es una buena oportunidad para hacerlo.

Esperar tiene mala prensa

Estoy buscando en un banco de imágenes “esperar” y me aparecen fotos de mujeres embarazadas, perros con cara triste o personas tiradas en una mesa con cara de amargura. Ni una cara de alegría, salvo las mujeres gestando. Vuelvo a confirmar que en nuestra sociedad obsesionada con la rapidez y la inmediatez, el beneficio de esperar ha sido relegado a un segundo plano generando sentimientos de “estar inactivo” o “dejando que la vida pase”.

No sos tu negocio

Suele ser fácil perder de vista una verdad fundamental: no sos tu negocio. En este artículo, charlaremos la importancia de separar tu identidad personal de tu emprendimiento, empresa, trabajo. Como siempre, integrándonos.