Cuándo y cómo crear un Producto Mínimo Viable en mi negocio digital

Cuando estás emprendiendo, la creación de un Producto Mínimo Viable (PMV) es una estrategia bastante asertiva para validar tus ideas y lanzar rápidamente al mercado.

Te había comentado un poco de esto, en el artículo anterior pero hoy, quiero contarte cuándo y cómo crear un PMV en tu negocio digital, optimizando tu proceso de desarrollo y validación.

Pero antes Mabel, arranquemos por el principio: 

1. ¿Qué es un Producto Mínimo Viable (PMV)?

Un Producto Mínimo Viable es una versión simplificada de un producto que contiene sólo las características esenciales para resolver el problema o satisfacer una necesidad específica de tus clientes. 

El objetivo principal del PMV es obtener un feedback rápido de tu audiencia y validar la viabilidad de tu idea de negocio antes de realizar una inversión significativa de tiempo y recursos.

2. ¿Cuándo crear un PMV en tu negocio digital?

La creación de un PMV es recomendable en todas etapas de tu negocio digital, si mi ciela. Te lo digo por experiencia, asique toma nota:

– Al iniciar tu emprendimiento: Si estás en la etapa inicial de tu negocio digital, un PMV te permitirá lanzar rápidamente tu idea al mercado y evaluar la respuesta de los clientes. Esto te ayudará a comprender si tu propuesta es relevante y a realizar ajustes antes de invertir más recursos.

– Cuando pivoteas o cambias de enfoque: Si estás considerando un cambio significativo en tu modelo de negocio o enfoque, un PMV te permitirá probar rápidamente la nueva idea y obtener retroalimentación antes de realizar un cambio completo.

– Antes de agregar nuevas características o creas una propuesta nueva: Si estás pensando en añadir nuevas características a tu producto o servicio existente, un PMV te ayudará a evaluar la recepción de tus clientes y si estas mejoras realmente agregan valor.

3. Ahora si, como cual receta de cocina, vamos con el paso a paso para crear un PMV:

a) Define el objetivo: Establece claramente el objetivo de tu PMV. ¿Qué problema resolverá? ¿Qué necesidad satisfará? Tener una comprensión clara del propósito y el contexto te ayudará a enfocarte en las características esenciales.

b) Identifica las características clave: Selecciona las características mínimas necesarias para cumplir con el objetivo establecido. Y acá te pido que te concentres en no caer en la tentación de querer darlo todo en recursos y características innecesarias que puedan complicar la creación y el proceso de validación.

c) Desarrollo ágil: Quizás hayas escuchado hablar de las metodologias ágiles, basicamente el objetivo es agilizar estos procesos de creación, prueba y ajustes para crear rápidamente el PMV. Enfocá tus esfuerzos en lo más importante y realizá iteraciones rápidas para mejorar y adaptar el producto en función de la retroalimentación de los usuarios.

d) Lanzamiento y recolección de feedback: Una vez que el PMV esté listo, mostralo y recolectá la retroalimentación de tus clientes. Utilizá encuestas, entrevistas o análisis de datos para entender cómo los usuarios perciben y utilizan el producto.

e) Evalúa y ajusta: Basado en la retroalimentación obtenida, evaluá los resultados y realiza los ajustes necesarios. Grabate a fuego que el PMV no tiene que ser perfecto; lo importante es aprender de la experiencia y mejorar en futuras versiones.

4. Última sección del artículo y la más importante! Beneficios de crear un PMV en tu negocio digital:

– Ahorro de tiempo y recursos: Al centrarte en las características esenciales, reducís el tiempo y los recursos necesarios para el desarrollo inicial. ¡CLAVE!

– Validación temprana: El PMV te brinda una forma rápida de validar tu idea de negocio y obtener retroalimentación valiosa de tus clientes potenciales. ¡CLAVE!

– Adaptación: Hay una frase que dice algo como “el que no se adapta, pierde”. Al tener una versión inicial del producto en el mercado, podés realizar ajustes rápidos y adaptarte según la retroalimentación de los usuarios para que cuando lances una versión mejorada tengas mejores resultados. ¡CLAVE!

La creación de un Producto Mínimo Viable es una estrategia que más recomiendo en tu negocio digital. Y como digo siempre, de la experiencia se aprende. 

Repasemos juntas: Definí claramente el objetivo, identificá las características clave, adoptá una metodología de desarrollo ágil, lanzá el PMV y recolectá la retroalimentación de los clientes. 

Aprovechá esta estrategia para validar tus ideas, ahorrar tiempo y recursos, y adaptarte rápidamente a las necesidades de tu mercado.

Picture of Estefi Crasso
Estefi Crasso

-Project Manager Digital -

Gracias por estar acá! Podes dejarme tu comentario aquí abajo o compartir este articulo a quién le pueda servir

Compartí a alguién que le sirva

Facebook
Email
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encontrame en las redes

Recursos, noticias y más.
Mucho más.

¿Querés saber más sobre organización, comunicación y negocios?

Suscribite a mi lista, no soy molesta con los mails! Pues ante todo, yo usuaria y humana :)

Artículos recién salidos del horno

Seguí leyendo
¿A que cosas vas a empezar a decir que no?

No importa qué tipo áurico seas o qué estrategia tengas o cual sea autoridad, esto nos interpela a todos por igual pero si sos generadora y empezaste este artículo, quedate que te va a interesar.

Querida generadora: esto te servirá para todos tus días

¿Alguna vez te preguntaste si tu rutina de trabajo está alineada con tu verdadero ser? Como Generadora en el Diseño Humano, tenés una energía especial y única que, cuando se canaliza correctamente, puede transformar no sólo tu negocio, sino también tu vida.

La invitación que no fue

Spoiler Alert: Este artículo está basado en hechos reales donde se cambiarán los nombres pero que te servirá sobretodo, si conoces tu estrategia en tu Diseño Humano y aparece la espera como primera palabra.

Si nos autoconocemos, evolucionamos todos

Cultivando una Mentalidad de Abundancia en tu Negocio y Vida Personal

¿Alguna vez te has detenido a pensar en el impacto que tu mentalidad tiene en tu negocio y en tu vida personal? Si la respuesta es no, esta es una buena oportunidad para hacerlo.