Cómo priorizar cuando tenes demasiadas ideas y el tiempo no alcanza

Es muy común que como dueñas de negocios tengamos la cabeza en constante “ebullición de ideas”. Sin embargo, el desafío surge cuando te encontras con la realidad de que el tiempo no alcanza y el año tiene 12 meses (no 48 amiga).

Por eso, hoy, te quiero compartir algunas estrategias efectivas para priorizar tus proyectos.

Evaluá y clasificá tus ideas:

El primer paso para priorizar es evaluar y clasificar tus ideas. Hacé una lista de todas las ideas que tenes y analizá su viabilidad, potencial impacto y alineación con tus objetivos del emprendimiento. Clasificalas en función de su importancia estratégica, retorno de inversión, disfrute, esfuerzo y recursos. Esto te permitirá identificar las ideas más prometedoras y relevantes para tu negocio.

Definí tus objetivos a corto y largo plazo:

Es fundamental tener claridad sobre tus objetivos a corto y largo plazo. Definí qué queres lograr en el próximo año y qué metas tenes a largo plazo. Esto te ayudará a alinear tus ideas con tus objetivos y tomar decisiones más informadas sobre cuáles proyectos enfocarte primero.

Utilizá la matriz de priorización:

La matriz de priorización es una herramienta útil para tomar decisiones basadas en criterios específicos. Creá una matriz con dos ejes: impacto y esfuerzo. Evaluá cada una de tus ideas en función de su potencial impacto en tu negocio y el esfuerzo requerido para llevarlas a cabo. De esta manera, podrás identificar las ideas de alto impacto y bajo esfuerzo que deben ser priorizadas.

Considerá la factibilidad y recursos disponibles:

Al priorizar tus ideas, también debes tener en cuenta la factibilidad y los recursos disponibles. Evaluá si tenes los recursos necesarios, tanto financieros como de tiempo y personal, para llevar a cabo cada proyecto. Priorizá aquellos que se ajusten a tu capacidad actual y que puedas ejecutar de manera efectiva.

Aplicá el principio de Pareto:

El principio de Pareto, también conocido como la regla del 80/20, establece que el 20% de tus actividades generarán el 80% de los resultados. Identificá cuáles de tus ideas tienen el mayor potencial de generar resultados significativos y enfocate en ellas. Dejá de lado aquellas ideas que tienen un retorno menor y que consumen una gran cantidad de tiempo y recursos.

Delegá y buscá colaboraciones:

Si te encontras con una sobrecarga de trabajo debido a la cantidad de ideas, considerá la posibilidad de delegar tareas o buscar colaboraciones. Asigná responsabilidades a tu equipo o buscá asociaciones estratégicas con otros emprendedores o profesionales que te puedan ayudar a ejecutar proyectos adicionales. Esto te permitirá hacer más con el tiempo limitado que tenes.

Establecé plazos y realizá un seguimiento:

Una vez que hayas priorizado tus ideas, establecé plazos realistas para cada proyecto. Dividí los proyectos en tareas más pequeñas y establecé fechas límite para cada una. Realizá un seguimiento constante de tu progreso y ajustá tus prioridades si es necesario. Esto te ayudará a mantener el enfoque y garantizar que tus proyectos avancen de manera efectiva.

Cuando tenemos demasiadas ideas y el tiempo no alcanza, la priorización se vuelve crucial. 

Si te abrumas con el hecho de pensar en todo lo que podes hacer, recorda estas herramientas:

Evaluá y clasificá tus ideas, definí tus objetivos, utilizá herramientas como la matriz de priorización y el principio de Pareto. Considerá la factibilidad y los recursos disponibles, delegá tareas cuando sea necesario y establecé plazos para un seguimiento efectivo. 

Y grabate esto cuál tatuaje: La clave está en enfocarte en aquellas ideas que generarán el mayor impacto y en trabajar de manera eficiente para hacer realidad tus proyectos más importantes.

Estefi Crasso
Estefi Crasso

-Project Manager Digital -

Gracias por estar acá! Podes dejarme tu comentario aquí abajo o compartir este articulo a quién le pueda servir

Compartí a alguién que le sirva

Facebook
Email
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encontrame en las redes

Recursos, noticias y más.
Mucho más.

¿Querés saber más sobre organización, comunicación y negocios?

Suscribite a mi lista, no soy molesta con los mails! Pues ante todo, yo usuaria y humana :)

Artículos recién salidos del horno

Seguí leyendo
Equilibrio entre vida personal o profesional, ¿existe?

Me gusta desafiar a los gurúes de la vida, de la espiritualidad y la coherencia que el equilibrio perfecto solo nos da ansiedad y sentimiento de culpa.

Para mí, esto del «equilibrio» se trata de tener identificadas todas nuestras áreas de nuestras vidas, darnos cuenta que no sólo somos “trabajo” y que nuestras creencias, acciones y pensamientos afectan directamente a todo aquello que queramos crear y sostener.

¿De qué hablamos cuando hablamos de negocios alineados?

En su esencia, se trata de crear un negocio que esté en sintonía con tus valores personales, tu propósito de vida y tus objetivos empresariales. Es la integración de todos estos aspectos que te permite crecer y ser tanto a nivel personal como profesional. ¿Profundizamos un poco en estos conceptos?

Querida proyectora: esto te servirá para todos tus días

Para poder vivir la vida que queremos, tiene que existir una coherencia entre lo que pensamos, decimos y hacemos. Por eso, te traigo este artículo, para explorar juntas cómo podes adaptar tu rutina para aprovechar al máximo tus dones naturales como Proyectora.