Como convivir con el síndrome del impostor cuando sos dueña de tu negocio

El síndrome del impostor es como inflación en Argentina o como sol, siempre está. No se quita y no se “cura”, de hecho, el síndrome del impostor tiene la finalidad de protegernos y mantenernos en nuestra zona de confort porque el hacer cosas nuevas es romper con lo conocido y en nuestra mente aparece este “miedo” o peligro de supervivencia.

Esta sensación se traduce en que nos sentimos un fraude, de no merecer el éxito o de no sentirse capaz, y eso afecta directamente la confianza y el crecimiento personal. 

Hoy te comparto diferentes estrategias efectivas para convivir con el síndrome del impostor y aprovechar al máximo tu papel como dueña de tu negocio.

Reconoce y acepta tus logros:

Cuando está vocecita aparezca, para mi lo mejor es aceptar que está ahí y contarle de nuestros logros. Date cuenta de que has llegado hasta donde estás debido a tu trabajo, habilidades y talento. Entonces, papel y lapicera en mano y escribí todo lo bueno que lograste en estos 6 meses.

Habla sobre tus sentimientos:

Animate a ir a lo profundo, ¿porque sentis que sos “una estafa”? ¿Qué te impide decir lo que queres hablar? En mi caso, charlar con personas de confianza me ayuda a aliviar esa carga. Sobre todo el descubrir que no estás sola, que a todos nos pasa. Y cuando digo todos, es tooodos. (si sos sub 30, te tenes que acordar de Julieta Prandi).

Dale respuesta a tus pensamientos negativos:

El síndrome del impostor está asociado con pensamientos negativos y autocríticos. Cuestiona su validez, ¿es realmente así? e intenta pensar más “objetivamente” o como si tu mejor amiga te estuviese contando esta misma situación ¿Que le dirias?. Reemplazar los pensamientos negativos con afirmaciones positivas y realistas sobre ti misma y tus capacidades, siempre va a ser una buena opción.

Acepta la posibilidad de cometer errores:

Nadie es perfecto, y cometer errores es parte del proceso de aprendizaje y crecimiento. Aceptar que nos vamos a equivocar y que tenemos la posibilidad de mejorar, ayuda a calmar ese lado autoexigente. 

Busca el apoyo de mentores o coaches:

Tener mentores y referentes que creen “espacios seguros” es uno de los caminos para transitar este camino acompañada. 

Celebra tus éxitos y aprendizajes: Si, denuevo.

Equilibrio entre el crecimiento y el descanso:

El síndrome del impostor puede ser alimentado por el agotamiento y el exceso de trabajo. No tenemos confianza en nosotros mismos y siempre sentimos que “nos falta hacer un poquito más”. Es fundamental encontrar un equilibrio entre el crecimiento de tu negocio y el cuidado para que no caigas en el burnout. 

Meitar, caminar, moverte y descansar te va a ayudar a recargar energías, mantener una mentalidad más positiva y enfrentar los desafíos con mayor claridad y confianza.

Enfócate en el valor que aportas:

Recuerda que tenes un negocio por una razón: porque tienes algo valioso que ofrecer al mundo. En lugar de centrarte en tus miedos y dudas, enfocate en el valor que aportas a tus clientes y en cómo puedes hacer una diferencia en sus vidas. Tene presente tu propósito y la pasión que te impulsa, lo cual te ayudará a superar los sentimientos de impostor y fortalecer tu confianza.

Convivir con el síndrome del impostor puede ser desafiante, pero por nada dejes que tome el control y te anule. Como siempre, estos artículos son para vos y para mi. 

Y por último un mantra cortito: “Soy capaz de lograr lo que me proponga y soy merecedora del éxito. El síndrome del impostor no me define ni limita mi potencial”. 

Estefi Crasso
Estefi Crasso

-Project Manager Digital -

Gracias por estar acá! Podes dejarme tu comentario aquí abajo o compartir este articulo a quién le pueda servir

Compartí a alguién que le sirva

Facebook
Email
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encontrame en las redes

Recursos, noticias y más.
Mucho más.

¿Querés saber más sobre organización, comunicación y negocios?

Suscribite a mi lista, no soy molesta con los mails! Pues ante todo, yo usuaria y humana :)

Artículos recién salidos del horno

Seguí leyendo
Equilibrio entre vida personal o profesional, ¿existe?

Me gusta desafiar a los gurúes de la vida, de la espiritualidad y la coherencia que el equilibrio perfecto solo nos da ansiedad y sentimiento de culpa.

Para mí, esto del «equilibrio» se trata de tener identificadas todas nuestras áreas de nuestras vidas, darnos cuenta que no sólo somos “trabajo” y que nuestras creencias, acciones y pensamientos afectan directamente a todo aquello que queramos crear y sostener.

¿De qué hablamos cuando hablamos de negocios alineados?

En su esencia, se trata de crear un negocio que esté en sintonía con tus valores personales, tu propósito de vida y tus objetivos empresariales. Es la integración de todos estos aspectos que te permite crecer y ser tanto a nivel personal como profesional. ¿Profundizamos un poco en estos conceptos?

Querida proyectora: esto te servirá para todos tus días

Para poder vivir la vida que queremos, tiene que existir una coherencia entre lo que pensamos, decimos y hacemos. Por eso, te traigo este artículo, para explorar juntas cómo podes adaptar tu rutina para aprovechar al máximo tus dones naturales como Proyectora.