¿A que cosas vas a empezar a decir que no?

No importa qué tipo áurico seas o qué estrategia tengas o cual sea autoridad, esto nos interpela a todos por igual pero si sos generadora y empezaste este artículo, quedate que te va a interesar.

La realidad es que día a día, hacemos muchas cosas y planes, la otra parte de la realidad también, es que muchas veces nos cargamos con cosas que no sabemos bien porque las estamos haciendo. ¿Por reconocimiento? ¿Por compromiso? ¿Por qué no me permito aburrirme? ¿Por qué no concibo la palabra “nada”?

Puede ser un poco de todas y de todas un poco, el tema se pone más interesante cuando apagamos el piloto automático y queremos hacer cosas que sí nos importan, que nos motivan y nos ayudan a ir por nuestros objetivos y metas.

Nunca vamos a tener el tiempo para hacer todo lo que queremos, es una afirmación y no una pregunta. Pero menos aún vamos a saber qué queremos hacer si no sabemos bien a que le estamos regalando nuestro tiempo. 

De eso se trata priorizar, de ser conscientes de nuestro tiempo. Y este es un punto clave: ser realistas con nuestros recursos, en este caso, el tiempo. El día tiene 24 horas de las cuales 8 dormimos, 2 las usamos para comer y cenar y te quedan 14 para distribuirlas entre vida, trabajo, hijos, hijos + imprevistos. 

Te traigo este ejemplo tan básico porque lo que primero solemos hacer es sobreestimar el tiempo, es decir, cargarnos el día de 48 actividades que son imposibles de cumplir a menos que modifiques algunas de las variables de arriba (como no comer), que no te lo recomiendo. ¿Cómo es el final de esta historia? Nos frustramos y nos amargamos “porque no llegamos a hacer nada” y nos quedan muchos pendientes. 

Entonces, hoy escribo estas líneas porque quiero traerte un ejercicio que a mi me sirvió mucho. Si hoy estás en un bucle de organización con tu tiempo y tareas, regalate parar a reflexionar. 

Responde estas preguntas de manera bien específica y detallada, porque por lo general no somos conscientes de todo lo que hacemos y es necesario que lo veas y te leas:

  • ¿Qué tareas estoy haciendo en mi vida y en mis diferentes roles?

Ej. soy la que se encarga de cocinar, hacer mandados 2 veces por semana, tener la casa en orden. 

O todas las mañanas llevo y traigo a mis hijos al colegio. 

Voy al gimnasio 3 veces por semana.

  • ¿Qué cosas estoy haciendo en mi trabajo?

Ej. Doy X servicio, preparo todo el material, soy mi community manager, gestiono mis mails y consultas, edito los podcast y los subo a la plataforma, comparto el contenido gratuito a las redes sociales, estoy preparando un servicio low ticket, soy la encargada del mailmaketing. 

  • ¿Cómo fue mi día hoy?

Ej. Me levante 6.30, desayune con mis hijos, mi pareja preparo el desayuno y los llevo al colegio. Pude estar 2 horas conectada con mi trabajo haciendo XXX.

Última y más sincera, ¿Qué cosas NO quiero hacer más?

Esta es la más jugosa e interesante y para responder tenes que ver todo lo que estás haciendo hoy.

Acá no hay ejemplos y te recomiendo que salga hasta lo más crudo. Si, es super desafiante pero es el primer paso para que después elijas a qué le vas a seguir dedicando tu energía y si es realmente necesario que vos te ocupes de eso o lo podes transformar a través de la simplificación, la delegación o la eliminación. 

La manera de priorizar tu tiempo es priorizarse vos. Eso significa decir que NO a la mayoría de las cosas. 

Picture of Estefi Crasso
Estefi Crasso

-Project Manager Digital -

Gracias por estar acá! Podes dejarme tu comentario aquí abajo o compartir este articulo a quién le pueda servir

Compartí a alguién que le sirva

Facebook
Email
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encontrame en las redes

Recursos, noticias y más.
Mucho más.

¿Querés saber más sobre organización, comunicación y negocios?

Suscribite a mi lista, no soy molesta con los mails! Pues ante todo, yo usuaria y humana :)

Artículos recién salidos del horno

Seguí leyendo
¿A que cosas vas a empezar a decir que no?

No importa qué tipo áurico seas o qué estrategia tengas o cual sea autoridad, esto nos interpela a todos por igual pero si sos generadora y empezaste este artículo, quedate que te va a interesar.

Querida generadora: esto te servirá para todos tus días

¿Alguna vez te preguntaste si tu rutina de trabajo está alineada con tu verdadero ser? Como Generadora en el Diseño Humano, tenés una energía especial y única que, cuando se canaliza correctamente, puede transformar no sólo tu negocio, sino también tu vida.

La invitación que no fue

Spoiler Alert: Este artículo está basado en hechos reales donde se cambiarán los nombres pero que te servirá sobretodo, si conoces tu estrategia en tu Diseño Humano y aparece la espera como primera palabra.

Si nos autoconocemos, evolucionamos todos

Cultivando una Mentalidad de Abundancia en tu Negocio y Vida Personal

¿Alguna vez te has detenido a pensar en el impacto que tu mentalidad tiene en tu negocio y en tu vida personal? Si la respuesta es no, esta es una buena oportunidad para hacerlo.